Acerca de Eróstrato

Es admisible pensar que hay un tipo de grandeza en Eróstrato, una grandeza que no comparte con personalidades menores que irrumpen en la fama. Siendo griego, cabe imaginarlo con esa percepción delicada y delirio sosegado de la belleza que aún distingue la memoria de su raza de Gigantes. Se le puede imaginar por tanto quemando el templo de Diana en un éxtasis de tristeza, ardiendo parte de él en la furia de su errado esfuerzo.

sábado, 16 de febrero de 2008

Sobre Erostratus


Erostratus se propone recolectar instantáneas que de una u otra forma evoquen en el lector el triste afán del griego que se hizo inmortal al quemar el edificio más bello del mundo. Dejaremos a nuestro paso un rastro de bellezas incendiadas, y prometemos al lector los frutos del saqueo que nuestro espíritu lleve a cabo en las regiones más oscuras del mundo. No rehúsamos lo bajo, lo criminal ni lo ocioso. El tema de este blog es la decadencia, que consiste en ejercer la lucidez en aquello que no la merece. Por tanto, ofrecemos lo inconstante, lo vario y lo inútil. Cantaremos, pues, en el mismo cautiverio que Lear y Cordelia:

(Shakespeare, King Lear, V, iii)

No hay comentarios: